Sobre el suministro de CO2 o CO2/N2

 

Para dispensar cerveza de barril es necesario "empujar" la cerveza desde el barril hasta el grifo mediante un gas a presión que además permita mantener la presión de equilibrio en la cerveza. Normalmente como gas se emplea dióxido de carbono (CO2), o una mezcla de dióxido de carbono y nitrógeno (CO2/N2).

 

cilindrosdiferencias

 

La calidad y pureza del gas (CO2 o CO2/N2) afectan a la frescura y gusto de la cerveza por estar en contacto con esta. Sabor o impurezas en el gas se transfieren rápidamente a la cerveza deteriorando su frescura y sabor. Por tanto todo gas utilizado para la dispensación de cerveza debe ser de máxima calidad y certificado para su utilización en aplicaciones alimentarias.

No se debe emplear aire comprimido para presurizar un barril ya que el oxígencilindrosdegaso en el aire genera, en tan sólo unas horas, sabores rancios en la cerveza.

Los cilindros de CO2 han de ser "calidad bebida", estar en posición vertical y sujetos a la pared. Los propietarios de bares y cafeterías pueden adquirir este gas en cilindros retornables que serán entregados por el proveedor de gas y reemplazados una vez vaciados. Hay empresas especializadas en el suministro de cilindros de CO2.

Los cilindros de CO2 contienen incialmente CO2 en estado líquido y gaseoso. La presión del cilindro depende de la temperatura ambiente e, independientemente del nivel de llenado de éste, oscilará entre 40 -85 bar hasta que se vacíe. Los cilindros de CO2 nunca deben ser colocados de forma horizontal y debe estar sujetos mediante una cadena a la pared. Para reducir la probabilidad de que cualquier contaminante en el gas se mezcle con la cerveza se recomienda instalar algún tipo de filtro de gas.

Nota: ¡La inhalación de altas concentraciones de CO2 puede ser mortal! Por esta razón es preciso tomar todas las precauciones posible para evitar la acumulación de CO2, especialmente en espacios cerrados. Las fugas de CO2 pueden producirse por instalaciones defectuosas y/o manipulaciones incorrectas. Una instalación correcta contará con una ventilación adecuada en todo el circuito de CO2. Además se recomienda instalar detectores de concentración de CO2 con alarmas sonoras y luminosas sea cual sea el tipo de instalación de dispensación de cerveza en barril, y muy especialmente en entornos cerrados como bodegas, sótanos o cámaras.

 

 

 


Artículo creado por:  

Logo Hispacomer