Manorreductor o regulador de presión

 

Un manorreductor o regulador de presión permite ajustar y controlar la presión del CO2, o de la mezcla de gases, dentro del barril. Los reguladores primarios disponen de una válvula de liberación de seguridad de presión, normalmente tarada a 3 o 4 bar, son los únicos que pueden conectarse directamente a los cilindros de CO2, permitiendo reducir la presión del cilindro (alta presión) a la presión de equilibrio de la cerveza (baja presión) dependiendo del tipo de instalación, temperatura del barril y tipo de cerveza.

Los reguladores primarios suelen disponer de dos indicadores de presión (esferas), una para controlar la alta presión y otra para la baja. El indicador de alta nos muestra el valor de la presión en el interior del cilindro de CO2, mientras que el de baja nos marca la presión a la que sometemos a la cerveza para mantener el contenido de CO2 en equilibrio y así poder dispensarla. Los manorreductores vienen equipados con una rosca o tronillo de ajuste que nos permite ajustar el nivel de baja presión (presión de equilibrio).

La conexión de los manorreductores a cilindros de CO2 debe realizarse cuidado y precaución. La presión dentro de estos cilindros llega a superar los 70 bar de presión, por lo que puede resultar extremadamente peligroso no conectar un manorreductor primario, que reduzca dicha presión.

En la siguiente imagen figuran los elementos y conexiones correspondientes a un manorreductor de dos esferas, donde se aprecia la existencia de una llave de corte en la salida de baja presión. Esta llave de corte deberá ser conectada a la entrada de gas del cabezal.

 

 

manorreductordescripcion

 

Por último indicar que los manorreductores para nitrógeno (N2) están diseñados para presiones más altas y tienen una rosca diferente de conexión al cilindro de nitrógeno.

 

 


Artículo desarrollado por:  

Logo Hispacomer