Calidad en Instalaciones de Barril

 

Los consumidores de cerveza prefieren la cerveza de barril a otros formatos, pero sólo si se mantiene la máxima calidad. La calidad en una instalación de barril, es un tema fundamental, que a la larga afecta directamente al consumo de cerveza.

Para mantener la máxima calidad de la cerveza en el vaso es fundamental tener controlados los siguientes factores:

      Logo H Control de la presión de carbonatación.

      Logo H  Control de la temperatura de la cerveza en cualquier punto de la instalación.

      Logo H Control de la higiene.

     Logo H Control de la rotación de barriles.

 

Control de la presión de carbonatación. presion1

Para que la cerveza mantenga sus propiedades originales es fundamental mantener siempre la cerveza a su presión de equilibrio. Pero la presión de equilibrio depende de numerosos factores: temepratura de la cerveza, contendio en g/l. de CO2. Dependiendo del tipo de instalación elegida resultará más o menos sencillo controlar la presión. Así en una instalación donde el barril se encuentre a temperatura ambiente el control de presión será más complicado ya que dependerá de las variaciones de temperatura del barril. Por tanto es recomendable que el barril se encuentre dentro de un barrilero a temperatura constante. Si esto no es posible, habrá que tener en cuenta, que la presión de equilibrio de la cerveza varía en función de la temperatura de la misma.

 

Control de la temperatura de la cerveza en cualquier punto de la instalación. termometro2

Una vez la cerveza fuera del barril, y mientras esté en la tubería de cerveza hasta ser dispensada, es necesario controlar la temperatura ya que una baja temperatura afecta negativamente a la calidad de la cerveza. Conviene recordar que la cerveza a temperatura ambiente se deteriora rápidamente, provocando infecciones en la línea de cerveza que pueden llegar a afectar a la cerveza dentro del barril. Ubicando el barril en un refrigerador y controlando adecuadamente la temperatura en la tubería de cerveza conseguiremos prolongar el tiempo de "vida" de la misma.

 

Control de la higiene de la instalación.higiene1

Si la instalación no se realiza con tuberías desechables de un solo uso, es imprescindible realizar limpiezas frecuentes que garanticen una calidad perfecta. Para realizar estas limpiezas es necesario disponer de los equipos y productos adecuados como tanquetas de limpieza, cepillos, y detergentes apropiados. Además es fundamental utilizar equipos de máxima calidad que hayan sido diseñados para aplicaciones alimentarias y estén fabricados con partes metálicas de acero inoxidable en las zonas de contacto con la cerveza.

 

Control de la rotación de los barriles.

Cuanto más tiempo esté pinchado un barril sin cambiarse la calidad de la cerveza sufre. Por eso a la hora de seleccionar los barriles es fundamental escoger el tamaño adecuado para que el tiempo de dispensación total del barril no sea excesivo. Por esta razón en instalaciones pequeñas es recomendable utilizar barriles de 20 litros.

 

 


Artículo creado por:  

Logo Hispacomer